Instalaciones y Entrenamiento para aves de combate de pico y espuela
Escrito por Administrator    Lunes, 08 de Marzo de 2010 12:29    PDF Imprimir E-mail

Antes de entrar en materia, consideramos indispensable el compartir algunos conceptos generales que nos serán de enorme utilidad y nos evitarán grandes pérdidas, tanto de tiempo como de dinero a la hora de combatir nuestros gallos.

1.-Que buscamos al pelear nuestros gallos?  Quizá pueda parecer ésta, la más torpe de las preguntas, pero es la más importante de todas.  La gran mayoría de nosotros responderá que es el triunfo, la victoria sobre nuestros contendores lo que buscamos,  sin embargo hay una enorme cantidad de aficionados que solamente buscan divertirse o pasar un buen rato y que no le dan la verdadera importancia a la preparación de sus aves dejando al factor “suerte” la mayor parte de sus esfuerzos.  Bien, si esto último se puede considerar como un gran error, tampoco el simple hecho de querer “triunfar”   nos pone del otro lado, es decir:  se necesita realizar un trabajo inteligente y responsable  si queremos que nuestros gallos salten a la arena en sus mejores condiciones para conseguir ese deseado TRIUNFO.

2.-Disponemos del tiempo y condiciones adecuadas?  Estos factores siguen inmediatamente a continuación y casi siempre son la verdadera causa de los éxitos o fracasos y es más que lógico, como podemos querer tener nuestras aves al nivel óptimo si no les hemos dedicado el tiempo y condiciones
mínimas necesarias?.   Estimado Amigo (a) si no dispone del tiempo, recursos e instalaciones apropiadas para el cuido de sus gallos, NO LO HAGA.

3.-Capacidad de Compromiso.   Si hemos cumplido los dos requisitos anteriores, es decir, queremos alcanzar triunfos y contamos con el tiempo y condiciones básicas necesarias, entonces estamos listos para el último punto que es clave para obtener el éxito y no es otra cosa que: la dedicación y empeño que le pongamos a lo que hemos iniciado. Si no somos capaces de comprometernos con dedicación y esfuerzo en nuestro cometido, no culpemos más tarde a otros factores.

Con éstos puntos bien claros, demos paso entonces a la materia propiamente dicha.

 

INSTALACIONES
 

Es indispensable para el buen cuido de nuestros gallos, el disponer de instalaciones apropiadas y aquí nos referimos a los aspectos prácticos más no estéticos, esto último lo dejamos al criterio y gusto de cada cual.   En concreto se necesitará un local con el suficiente espacio para dar cabida al número de aves que vayamos a cuidar tanto en lo que a casilleros o jaulas se refiere, como a espacio para soleaderos, voladeros, ruedo de entrenamiento, batería de limpieza e higiene  y por su puesto vivienda para el cuidador.  Es verdad que esto puede sonar presuntuoso y que muchos de nosotros podemos adecuar en nuestras viviendas el espacio para mantener y cuidar nuestros gallos apropiadamente.

Bien, en cuanto a las jaulas o casilleros, éstos pueden ser construidos en el material que Ud. prefiera (metal, madera, mixtos, etc.) y deben ser ventilados para evitar la acumulación de gases tóxicos y mal olor. El tamaño de las mismas como sugerencia podría ser: 50 x 50 x 65 (alto), esta última medida (el alto) para facilitar los diferentes tamaños de aves como también la colocación de descansaderos o paltes como los llamamos por éstas tierras. Así también deben dejarse espacios libres para la colocación de comederos y bebederos, siempre fuera de las jaulas ( para evitar desperdicios y derrames que pueden enfermar a las aves).  Las jaulas deben servir principalmente como lugar de alimentación, descanso, sueño y recuperación post-combate,  las aves enfermas y en cuarentena deberán ser colocadas en otro sector aislado para evitar contagios.  Es preferible que las jaulas estén dentro de una habitación que mantenga una temperatura y ambiente estable, sin cambios bruscos y que por la noches tenga bastante obscuridad (así sus gallos descansan mejor).

Los jaulones que servirán para soleaderos deben ser amplios y cómodos, generalmente son fabricados en estructura de varilla metálica o madera y
malla de alambre grueso, y su dimensión debe permitir al gallo batir con comodidad sus alas sin que éstas se estropeen contra la malla.  Su techo servirá como puerta con bisagras y  deberá contar con sombra en un 50 al 60% de superficie y es recomendable que tengan espacios huecos para la colocación de comederos o bebederos.

Los voladeros  son extremadamente útiles en el entrenamiento de las aves ya que en éstos los gallos se sienten más cómodos y alegres además de realizar mucho ejercicio con sus alas y músculos de piernas y pectorales al estar constantemente subiendo y bajando del columpio que se coloca en los mismos.

Es recomendable que los voladeros estén ubicados en exteriores pero protegidos de la lluvia, corrientes de aire y sol directo. Son fabricados en estructuras de varilla metálica o tiras de madera y malla de alambre grueso, sus dimensiones pueden ser como sugerencia:  1mt x 2 x 1,70 (alto) con puerta al frente. Deben ser aislados por todos sus lados a una altura aproximada de 60 cmts. para obligar al gallo a subir al palte o columpio. Este preferiblemente deberá ser móvil y no fijo ya que así su gallo realiza un mayor esfuerzo de equilibrio que se verá recompensado en el combate. El material que recomendamos para el columpio es tubo plástico flexible de ¼ de pulgada y colocado a una altura de  1, 40 mts. más o menos.

El piso tanto de los soleaderos como voladeros puede ser de tierra, pasto o de cemento con relleno de viruta limpia de madera no irritante (algunas maderas contienen resinas muy irritantes para las aves) o de heno de trigo, cebada, etc. personalmente prefiero los de pasto natural o tierra.


Ruedo de entrenamiento.- Dependiendo de su disponibilidad de espacio, el ruedo de entrenamiento puede variar considerablemente de tamaño, éste

puede tener las dimensiones de su gallera local o la mitad o cuarta parte del diámetro de la misma (Ud. decidirá el mínimo sensato). Lo importante es que se les acostumbre a los gallos a realizar sus topes o peleas de entrenamiento en

un ambiente lo más parecido al reñidero o gallera (por lo del factor costumbre).

La construcción del ruedo puede ser en cemento, metal, madera, etc. pero como dijimos anteriormente lo ideal es que se parezca lo más posible al ruedo de la gallera en donde pela sus gallos.  Lo mismo va para el material del piso.

Batería de limpieza  e higiene.  Esta instalación es comúnmente la más descuidada y menospreciada, sin embargo es extremadamente importante para el buen cuidado, limpieza e higiene de sus aves.  Debe estar inteligentemente construida y ubicada de manera que facilite el lavado y manipuleo de los gallos. De preferencia ha de contar con un pequeño sumergidero para bañar y desparasitar  las aves y aditamentos que faciliten las labores de limpieza ya que muchas veces no se cuenta con un ayudante y se deben realizar éstas estando solo.  Sería ideal si se instala agua caliente o temperada, el agua fría es una pésima amiga de los gallos y lo digo por varias fatales experiencias propias con mis aves.

Vivienda para el cuidador.  En caso de que su “galpón” no esté en su propia vivienda, como es el caso de muchos, es indispensable entonces contar con un cuidador y facilidades de habitación para el mismo y su familia (si la tiene). Esto queda al criterio personal pero nos permitiremos sugerir que sean lo más cómodas y decentes posibles ya que así mantendremos en alto la auto estima y bienestar de nuestro cuidador (a).     

Otros.-  Algunos otros aditamentos y materiales son indispensables  para el cuidado de nuestros gallos como por ejemplo: Un botiquín con todo tipo de medicamentos, suplementos alimenticios, ungüentos, desinfectantes, tijeras quirúrgicas, pinzas, corta espuelas, algodón, tape, plumas limpias y desinfectadas para plumeo, etc., etc. Botanas plásticas o de cuero para las peleas de entrenamiento (varios pares) botellas plásticas con pistola-spray para humedecer la pluma de las aves, trabas o cuerdas de amarre, paños de limpieza, suficiente cantidad de comederos y bebederos (preferiblemente plásticos), utensilios de limpieza, desinfectantes y desodorizantes ambientales, basureros,  etc. etc.

Una ves que contamos con las instalaciones y utensilios necesarios, entonces podemos proceder con el siguiente paso: esto es la selección y encierro de las aves de combate que nos proponemos cuidar.

SELECCIÓN DE  LAS AVES DE COMBATE

Independientemente de que criemos nuestras propias aves o de que las adquiramos de criaderos o como obsequio de amigos, etc. el criterio para la selección de las aves que vamos a cuidar para pelea  debe ser el mismo y es simple y sencillamente este: Debemos cuidar solo las mejores aves, no tiene ningún sentido perder el tiempo y el dinero con aves mediocres o malas solo porque son un obsequio o porque las criamos desde que nacieron o por lo bello del plumaje o estampa o esto o aquello.

Estos criterios deben quedar FUERA, de nuestra mente, solo debe primar la razón y las evidencias prácticas:  los pollos o gallos seleccionados deben ser preferiblemente altos y bien proporcionados, sanos, alegres y despiertos y por sobre todo que demuestren en el tope o pelea de selección  las cualidades de un ganador: bravura, fuerza y puntería para herir, fino de boca, capacidad de defensa (juego), buena resistencia (si Ud. observa que se pone morado al poco tiempo o tiene dificultades para respirar, etc.  seguramente es un pollo o gallo enfermo DESCÁRTELO) y por sobre todo esa cualidad que produce ganadores en todas las especies incluido el hombre, EL DESEO, FUERZA  Y CAPACIDAD DE IMPONERSE SOBRE EL RIVAL, si Ud. no percibe del ave a seleccionar está característica fundamental, entonces está desperdiciando su tiempo con un perdedor y por más buen cuido que le dé, se limitará a tratar de defenderse en la pelea y no a ganar, es esto lo que Usted busca? Los pollos deben tener una edad mínima para ponerlos a cuido y esto depende mucho del tipo de ave que Ud. críe o haya obtenido,  es conocido que las aves con sangre oriental (asil, shamo, tuzo, etc.) maduran mucho más tarde que la aves tipo bankiva (español de combate, caribeño, etc.), lo recomendable en el primer caso es por lo menos 18 meses y en el segundo entre 10 a 12 meses de edad.
 

ENCIERRO  Y PRE-CUIDO

Bien, ya hemos seleccionado a los mejores ejemplares posibles, llegó la hora del encierro y pre-cuido.

A los pollos deben cortárseles la cresta, barbas y orejas (en ese caso el precuido se posterga hasta que hayan cicatrizado las heridas).
Procedemos a desparasitar interna y externamente todo el lote de aves que vamos a cuidar, utilice el sistema de su preferencia  Durante este período es importante recuperar los “bichos buenos” que matan los desparasitantes, caso contrario sus aves se enflaquecerán mucho debido a la mala digestión, use un buen yogur natural con lactobacilos, una dosis de 1 c/c en la mañana y otra en la tarde durante cuatro a cinco días.  La alimentación durante la primera semana debe ser de fácil digestión,  utilice la combinación de su preferencia que contenga un porcentaje de proteína del 13%, dé todo junto mezclado y humedecido levemente con un poco agua pura en una cantidad de 50 a 60 gramos en la mañana y por la tarde, tomando la precaución de retirar los sobrantes para evitar la fermentación del alimento. Deles a sus gallos toda el agua que deseen tomar.  Las aves deben permanecer en sus jaulas durante la primera semana  debiéndose limpiar los casilleros diariamente retirando todo vestigio de excremento para evitar una nueva contaminación de parásitos.

Transcurrida esta primera semana, podemos proceder con la tusa o pelada de los gallos o pollos si es de su agrado,  en caso de gustarle pelear sus gallos a pluma entera no los pele, de todas maneras es un hecho que es más fácil cuidar un gallo tusado ya que se facilitan los masajes, frotaciones, etc.
Es hora de poner nuestros gladiadores a tomar un poco de sol, prefiera las horas de la mañana (entre 10 a 11am) el resto del día colóquelos en los voladeros y para dormir en sus jaulas.  La alimentación igual que la primera semana con la diferencia que en la tarde disminuya la mezcla a un 75% y añada un 25% de maíz entero limpio y de la mejor calidad, añada al agua de bebida vitaminas hidrosolubles, principalmente complejo B, B12, C y sales minerales, dos veces por semana.  
Ha pasado ya la segunda semana, las aves deben haber alcanzado o estar muy cerca de su peso mínimo de pelea, si Ud. nota que alguna de sus aves todavía esta algo gorda, reduzca la cantidad de maíz en su alimento (solo el maíz por favor).

Bien han transcurrido quince días desde el encierro y es tiempo de comenzar la preparación física  mediante ejercicios específicos para condicionar músculos y sistema cardio- vascular.

 
METODO DE CUIDO

El sistema de cuido o entrenamiento para gallos de pelea, ha sido, es y será

un verdadero arte dentro de la gallística  y como tal practicado en una forma muy particular e individual de acuerdo a las experiencias de cada uno.  Es por   esto que el método que presentamos a continuación no pretende de ninguna manera reemplazar o imponerse sobre ningún otro, sino más bien lo que hemos realizado es una síntesis de varios de los sistemas publicados que se han probado con mucho éxito en varios países en donde se pelea en Pico y Espuela.   Esperamos serles de utilidad.

Primera semana / Cuido


Empezamos  la primera semana de entrenamiento con la mejor “droga” como la llama don Pepe Benero de Puerto Rico: la gallina,  así es,   ponemos un día entero a cada gallo o pollo con una gallina (en perfecta salud) en los voladeros, esto producirá el ellos un mayor nivel de testosterona, al fin y al cabo el gallo instintivamente pelea por sus gallinas, verdad??. . Una ves hecho esto y de ser posible en día sábado  les damos a los gallos la primera topa, no sin antes humedecer las plumas con agua mezclada con alguna base aceitosa a fin de mantenerlas flexibles y de colocarles sus botas de tope. Se han de cotejar aves del mismo peso y tamaño en ésta ocasión, y la duración no ira más allá de tres minutos, el objetivo de éste primer tope es el de abrir al máximo nuestros ojos de gallero para identificar que áreas debemos trabajar más para mejorar el desempeño de cada uno de nuestros gallos, esto es fundamental, cada ave es diferente y necesitará algo particular. Lave bien sus aves preferiblemente con agua temperada (cabeza y patas) y plumeelas para sacar la flema de su garganta y déles una cantidad moderada de  la bebida refrescante de su preferencia y termine con masajes y frotaciones suaves con el tónico muscular de su elección en piernas, cogote, pico, etc. ponga sus gallos en los voladeros el resto del día y para dormir en sus jaulas.  Aumente un poco la cantidad de proteína en el alimento el día de entrenamiento y los dos días siguientes y agua abundante con vitaminas dos veces por semana.   En éste punto es indispensable iniciar un registro escrito de cada gallo para anotar sus necesidades de entrenamiento, etc. y observar el progreso del mismo. Si Ud. cree que el sistema o método debe aplicarse exactamente por igual a todos sus gallos el resultado seguramente será el fracaso, tenga paciencia y dé a cada ave un tratamiento individual.

Segunda Semana / Cuido

 
En esta semana, entrenamos nuestras aves el día lunes por 10 minutos, iniciamos con masajes y movimientos de estiramiento en piernas, patas, dedos y coyunturas realizado todo esto con mucha delicadeza para no lastimar sus aves. Luego están listas para el calentamiento que lo pueden realizar con 3 minutos de cuerda, 3 de correteo, moneo o chateo.  Los últimos 4  minutos se dedican a ejercicios de fuerza tales como Volados, Ochos y Tabla Inclinada, estoy seguro que Uds. saben como realizarlos, verdad?.  Lavamos las aves preferiblemente con agua temperada y plumeamos para sacar la flema, damos bebida refrescante y masajes con tónico muscular, finalmente colocamos en los voladeros el resto del día y para dormir en sus jaulas. Alimentación con aumento de  proteína en el día de entrenamiento y los dos días siguientes, agua abundante y con vitaminas dos veces en la semana.

Dejamos descansar los gallos por cuatro días y al quinto que es Sábado les damos  tope. Comenzamos con el estiramiento y calentamiento por cinco minutos y les topamos por cinco minutos. Procedemos a lavar, plumear, etc. etc. e idéntica alimentación y bebida.

Tercera semana / Cuido

En ésta semana entrenamos el día miércoles con idéntico procedimiento al del lunes anterior y el Sábado les damos su tercer tope (cambie de sparring o mona en cada tope), afloje sus gallos con un par de minutos de correteo y dos de masajes y movimientos de estiramiento. Alimentación y descanso de la misma manera a las anteriores. Durante esta semana es conveniente racionar el agua de bebida a horas determinadas.

Cuarta Semana / Cuido

Seguimos el mismo entrenamiento de la semana anterior con excepción del tope que lo hacemos por diez minutos y en el caso de la alimentación aumentamos los carbohidratos el día anterior al tope.

Quinta Semana / Cuido

Entrenamiento similar a la semana anterior pero disminuimos el tope a cinco minutos nuevamente, en el caso de la alimentación aumentamos los carbohidratos el día anterior al tope y seguir restringiendo el agua a horas determinadas.

Sexta / Cuido  y/o Descanso

Ud. evaluará el desempeño de sus aves para éste tiempo y decidirá cuales necesitan un poco más de entrenamiento y cuales están listas. En el primer caso realizar ejercicios de estiramiento, calentamiento y muy poco de fuerza preferiblemente en el área que les falte, ejem: piernas o vuelo, etc. en un total de 5 a 10 minutos solamente.  Ya no los tope.  En el caso de los que ya están listos, descánceles toda la semana.  Los últimos dos días manténgalos  en sus jaulas y racione el agua a solo una ves al día. Aumente los carbohidratos en la última comida del gallo antes de la pelea (recomendado de 10 a 12 horas antes de pelearlos)  pero disminuya considerablemente la cantidad total. La última ración de agua de 6 a 8 horas antes.
En lo posible trate de pelear sus aves lo más temprano, recuerde que durante toda su vida han dormido a partir de las 5 pm. y les es extraño entrar en actividad de esas horas en adelante.
                                               
Recomendaciones finales

Es indispensable para el triunfo, mantener al 100% nuestro sentido común, de manera que si Ud. enfrenta a su gallo a uno de mayor tamaño o peso, no espere que le funcione bien todo lo antes expuesto, de igual manera si el contendor es muy pequeño, en fin trate siempre de cotejar lo más parejo posible, con las excepciones que siempre hay por su puesto.

Si sus gallos no han descansado bien la noche anterior al compromiso o si nota cualquier diferencia notable en el comportamiento tales como tristeza, inmovilidad, mal olor en el aliento o excrementos líquidos tipo diarrea o de color raro  NO LOS PELEE.


Por : Pablo Jerves Cueva